Murales.

Tradicionalmente el mural se caracterizó por estar realizado directamente sobre la pared: ésta constituye el soporte de la imagen. No obstante, su definición se ha extendido a representaciones que pueden estar realizadas sobre otro tipo de soportes -chapa, madera, cerámica, etc.- y que luego se fijan sobre un muro (interior o exterior). En todos los casos, el mural tiene grandes dimensiones y está concebidos para formar parte de un determinado espacio arquitectónico.

La realización en el colegio de este tipo de representación plantea la posibilidad de abordar diferentes contenidos relacionados con el lenguaje visual y sus procesos de realización desde un punto de vista particular e interesante. En lo referente a la resolución de la imagen en sí, los distintos elementos del lenguaje visual y las relaciones compositivas adquieren otra dinámica cuando se trabaja en grandes dimensiones.

Los estudiantes del segundo medio elaboraron dos murales en el patio trasero del colegio proporcionando una vista artistica al colegio con una tematica realacionada con el pueblo mapuche.